Danzas afroperuanas es declarada Patrimonio Cultura

Danzas afroperuanas es declarada Patrimonio Cultura

Las danzas afroperuanas están dentro de lo que los africanos de la época virreinal, dejaron como legado cultural.

Cada navidad, la población afroperuana celebra las fiestas navideñas con las tradicionales danzas Hatajo de Negritos y Las Patillas, en la ciudad de Chincha. A raíz de esta actividad cultural, la Unesco declaró, por primera vez, a este folclor como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Las danzas Hatajo de Negritos y Las Pastillas son expresiones culturales traídas al presente para revivir, en bailes y villancicos los nacidos en el siglo XVII. La danza se interpreta a través de un baile de zapateo, interpretado por el violín y la guitarra española.

Por ello, el zapateo interpreta el ritmo de origen de los afrodescendientes, mezclado con las técnicas musicales de la cultura andina. La ceremonia dura del 24 de diciembre al 06 de enero, centrándose en la ciudad de Chincha; como también, en ciertas localidades de Huancavelica.

Actualmente, la festividad se repite en otras ciudades del Perú como Huaral o Lima, donde se realizan en varios distritos.

Las danzas afroperuanas son realizadas por todos lo géneros y todas las edades. En especial, los menores edad son los que suelen zapatear acorde al tiempo del violín y de la guitarra; representando de esta manera, a los pastores que van a visitar la llegada de Jesús al mundo.

Además, en estas visitas, organizan cánticos por el nacimiento de Jesús, como el de los demás niños de los distintos hogares. Terminando esta festividad, con comida y bebida en son de agasajar a los danzantes y niños cantores.

Google+ Linkedin